Automated Computer Translation

Calgary hispano

Respuestas sobre el patrocinio de hijos a Canadá

Que un dependiente haga los exámenes médicos no significa que esté incluido en el proceso migratorio

Te gustó? Compartelo!

 
Durante las últimas semanas he recibido consultas de varias personas con una pregunta que es recurrente, la cual ya hemos contestado anteriormente, pero que dado el alto número de interesados quiero ahondar sobre el tema.
 
La pregunta es si los hijos dependientes son automáticamente incluidos en una solicitud de residencia permanente al hacerse los exámenes médicos. Porque muchas personas creen que cuando ellos hicieron su trámite de inmigración y tuvieron que hacerse los exámenes médicos, y sus hijos también se los hicieron, automáticamente los niños también entraron en el proceso. Pero eso no es así. 
 
La ley canadiense requiere que absolutamente todos los dependientes de una persona haciendo un trámite para residencia permanente, dependientes que están incluidos en trámite o que no lo están, es decir, que estén viniendo a Canadá o no, tienen que hacerse los exámenes médicos como parte del proceso del solicitante principal.
 
Esto es así porque un miembro de la familia, aunque no esté acompañando al solicitante principal al país, puede hacer que ese solicitante principal sea declarado inadmisible a Canadá por razones médicas o de criminalidad, según lo establece la ley.
 
Por esa situación es que todos los hijos se tienen que hacer los exámenes médicos, y si son mayores de 18 años también se tienen que hacer los chequeos de criminalidad, porque pueden hacer que el solicitante principal sea inadmisible al país.
 
Pero hay una manera muy fácil de corroborar si estos hijos dependientes estuvieron o no incluidos en la solicitud cuando la persona hizo el trámite para la residencia permanente. Porque para que un hijo dependiente sea incluido en el proceso migratorio, hay que:
  • incluirlo en los formularios de patrocinio,
  • hay que pagar los aranceles correspondientes,
  • y también este joven va a tener que llenar todos los formularios para la residencia permanente.
En ese sentido, si lo único que han hecho estos jóvenes son los exámenes médicos, si no se han pagado aranceles, si no fueron incluidos en esa solicitud para residencia permanente, es claro que el hijo dependiente únicamente se hizo los exámenes médicos, pero como dependiente que no estaba acompañando al solicitante principal.
 
Otra cosa que se debe tener en cuenta es que, si hubiese habido un trámite y se le dio en algún momento una visa para la residencia permanente, y el joven no usó dicha visa durante el periodo de validez del documento, dicha visa venció y hay que hacer el trámite nuevamente porque dicho documento no se puede extender.
 
Varias personas que tramitaron su residencia permanente hace cinco, ocho o doce años, y que en ese momento sus hijos se hicieron los exámenes médicos, me han estado preguntando entonces si ahora sus hijos pueden venir al país.
 
La verdad es que aun si hubiese habido un trámite de residencia canadiense en ese momento, si se le dio esa visa, ésta ya está vencida dado que nunca tiene validez de más de un año.
 
¿Qué se puede hacer entonces con estos hijos que han quedado en el país de origen y se desea que vengan a vivir a Canadá?
 
Primero, hay que ver la edad de los jóvenes, y si todavía están en la edad de ser hijos dependientes, que en este momento significa ser menor de 19 años, no estar casado, no estar viviendo en unión libre y depender económicamente de los padres, si llena estos requisitos, se puede patrocinar como hijo dependiente.
 
Este tipo de trámite es relativamente fácil y el patrocinador no tiene que cumplir requisitos financieros, es decir que no importa cuánto dinero gane, si está patrocinando a hijos dependientes lo puede hacer sin ningún problema.
 
Una buena noticia es que esa edad de dependencia de hasta cumplir 19 años estará vigente sólo hasta el próximo 24 de octubre. A partir de ese día la edad de dependencia va a subir hasta que los hijos cumplan 22 años. En ese sentido, es muy importante que las personas interesadas hagan ese trámite antes de que el joven cumpla 22 años, o 19 si se tramita el patrocinio antes del 24 de octubre.
 
Una vez entre en efecto este cambio, las reglas siguen siendo las mismas: no pueden estar casados o en una relación de unión libre, y el patrocinador no tiene que cumplir requisitos financieros para patrocinar al hijo dependiente.
 
Pero ¿qué pasa si los hijos ya pasaron la edad de dependencia?
 
En este caso habría que revisar el perfil de la persona, ver qué es lo que ha estado haciendo, si ha estudiado, si está trabajando, y hay que evaluar si se le puede traer como trabajador calificado, como mano de obra especializada, o en algunos casos como estudiante internacional. Porque en el último caso, estudia aquí y obtiene los beneficios que se le da a los estudiantes internacionales, incluyendo el poder hacer un trámite de residencia permanente después de haber trabajado en Canadá durante un año.
 
Otro escenario para considerar es cuando por ejemplo un niño está bajo la custodia de uno de los padres porque ha habido un divorcio o separación, y el padre que tiene la responsabilidad del niño se niega a permitir el trámite de los exámenes médicos.
 
Una situación como ésta trae consecuencias muy graves para el joven, ya que hay una sección de ley que establece que, si el solicitante principal tenía dependientes y estos no se hicieron los exámenes médicos, el dependiente queda excluido como miembro de la clase familiar, lo que significa que nunca va a poder ser patrocinado.
 
Obviamente mientras no haya necesidad de patrocinar a este joven no hay problema, pero si hubiera una necesidad de fuerza mayor, como por ejemplo la muerte del padre que tiene la custodia del niño, y existe la necesidad de que el padre en Canadá lo patrocine, la ley establece claramente que este niño ya no es considerado familia para los efectos migratorios y por lo tanto el padre no lo puede patrocinar bajo la clase familiar.
 
Es una situación bastante complicada porque la ley no discrimina entre el joven que no tenía control, cuya madre tenía potestad absoluta y se negó a hacerle los exámenes médicos. La ley simplemente dice que si no se hizo los exámenes médicos queda excluido de la clase familiar.
Pero en estos casos, cuando hay razones que lo ameriten, explicaciones lógicas de por qué el niño no se hizo los exámenes médicos, en lugar de tramitar un caso directo de patrocinio de un miembro de la familia se puede procesar un caso por Razones Humanitarias y de Compasión.
 
Esto se puede hacer también, por ejemplo, si el padre se vino a Canadá y en ningún momento supo que su novia estaba embarazada, o pudo haber sido una relación de una noche y la persona no se enteró de que la pareja estaba embarazada hasta que hubo la necesidad de patrocinar al niño. En este tipo de casos, pudiendo probar que la persona no estaba enterada, se podría procesar y ganar el trámite a través de una solicitud de residencia permanente por Razones Humanitarias y de Compasión.
 

Más de Inmigrando a Canadá

 

Our Media Partners