¿Cuáles son las consecuencias por difamar o calumniar en las redes sociales? | Leyes en Canadá

Cuidado: es un asunto muy distinto al Derecho de la Libertad de Expresión
Calgary · Publicado el: 12 julio, 2018

Las redes sociales nos han dado la posibilidad de expresar nuestras opiniones libremente y publicar lo que queremos que nuestros amigos, conocidos o incluso personas que nunca hemos visto ni veremos en nuestra vida, sepan lo que hacemos, sentimos y pensamos.

Pero las redes sociales al igual que cualquier otro medio de comunicación-escrita o hablada- están gobernadas por leyes que definitivamente han empezado a ser aplicadas alrededor del mundo. Podemos encontrar muchos comentarios:

  • agresivos,
  • insultantes
  • difamatorios

Quienes los hacen piensan que el Derecho a la Libertad de Expresión está por encima de cualquier otro derecho de un ciudadano. El Derecho a la Libertad de Expresión es muy distinto a la injuria, la calumnia y la difamación.

De acuerdo con el Diccionario Jurídico, “Libertad de Expresión” es:

  • “Derecho del individuo a exponer libremente sus pensamientos y opiniones sin sujetarse a previa autorización o censura. A diferencia de la libertad de pensamiento y opinión (de la que es consecuencia), que constituye un derecho absoluto, la libre expresión puede ser regulada por el ordenamiento jurídico para que no afecte a los derechos de los demás ni al orden público, de ahí que las Constituciones y Declaraciones internacionales, a la vez que reconocen el derecho, fijen sus límites”.
  • “El límite de las libertades reconocidas se encuentra en el respeto a los derechos fundamentales y las leyes que los desarrollan, en particular el derecho al honor, a la intimidad, a la propia imagen y a la protección de la juventud y de la infancia”.

Comparando definiciones

Opinión no es cualquier juicio que queramos emitir.

  • Una explicación sencilla de “Opinión” es la siguiente: “Nuestras inclinaciones personales, gustos y apetencias las expresamos a través de la opinión.
  • La definición de “Difamación” es: “desacreditar a alguien a través de la difusión de información que resulte contraria a su reputación o buena fama….la difamación tiene la intención de dañar a una persona a partir de una acusación. El objetivo es que dicha difamación afecte la dignidad o el honor del sujeto, desacreditándolo”
  • La definición de “Calumnia” es: “Es la acción que realiza toda persona inculpando a otra de haber cometido un delito, sabiendo que es mentira o con un desprecio absoluto hacia la verdad. En este caso, el individuo que la lleva a cabo puede enfrentarse a penas de cárcel” (dependiendo de las leyes de cada país).
  • La definición de “Injuria” es “tanto la expresión como la acción que alguien realiza menoscabando o lesionando gravemente la dignidad y la fama de otro individuo, llegando incluso a atentar contra lo que sería su propia estimación”

En otras palabras, mi opinión puede ser que “no me gustó la comida, el día estaba muy caliente, no me gusta el vestido que compró mi amiga, no me gusta la plataforma política del gobierno de turno o no estoy de acuerdo con X religión”, eso es una opinión. Calumnia es tildar a alguien de estafa, robo, asalto sexual, malversación de fondos, asesinato o cualquier otro delito basado en una opinión y no en pruebas.

La difamación, la calumnia y la injuria son figuras tipificadas en las leyes de todos los países y se extienden a los comentarios publicados en las redes sociales.

Leyes en Latinoamérica

La Corte Constitucional de Colombia en sentencia del 2012 preciso: “el carácter preferente de las libertades de expresión, información y de prensa no significa, sin embargo, que estos derechos sean absolutos y carezcan de límites. Este mismo precepto se aplica en todos los países del mundo: la difamación, la injuria y la calumnia atentan contra los derechos fundamentales del individuo.

  • Guillermo Linero Montes explica en el Observatorio Nacional de Colombia: “De esos delitos tipificados, es decir, castigables, los más comunes son los que conforman la difamación: la injuria y la calumnia. De hecho, en el marco actual de las leyes nacionales e internacionales, que regulan el sector de la comunicación masiva de Internet, quien propague calumnias e injurias contra una persona puede ser llevado a juicio y de ser hallado responsable, hasta podría ser sancionado o castigado”.
  • “Estas personas que se extralimitan en las redes sociales, también ignoran que aun cuando existen nuevas disposiciones legales, estas realmente son las mismas leyes penales ya instituidas; pero con el agregado de que, esta vez, a tales delitos se les considera agravantes cuando el medio de propagación empleado como plataforma para difundirlas, haya sido las redes sociales. De igual modo, nuestro Código Penal incluye, ampliando el abanico de los responsables, hasta quienes en calidad de terceros, y siendo conscientes del daño que ocasionan, hacen eco de las difamaciones”.

Como dije anteriormente, estas leyes aplican en todos los países, las sanciones y castigos son las que cambian.

México maneja diferentes sanciones dependiendo de cada estado.

En Argentina la difamación en redes sociales es un delito punible (que merece castigo) de lo que puede dar fe una mujer condenada a 150 horas de servicios comunitarios por haber calumniado a un hombre en las redes sociales.

En Perú, los artículos 131 y 132 del código penal permiten la denuncia de estos delitos que pueden acarrear sentencias de varios años de cárcel.

Leyes en Canadá

En Canadá la difamación en redes sociales también es considerada delito y las cortes de todas las provincias se han pronunciado al respecto en distinto casos, la mayoría de los cuáles han obligado a la parte ofensora a pagar grandes sumas de dinero como reparación a la víctima.

La lista podría continuar, pero estos pocos ejemplos pueden dar una idea de la seriedad de las consecuencias de usar las redes sociales para desprestigiar, difamar, calumniar o injuriar una persona.

La diferencia entre opinión y calumnia es la emisión de un juicio que puede afectar la buena imagen, el nombre o la fama de una persona, de acuerdo con las definiciones anteriormente dadas. Como profesionales, como padres y como seres humanos, todos dependemos del nombre que creamos durante largos años para conseguir un trabajo, un préstamo en el banco, crecer nuestro negocio y educar a nuestros hijos guiándolos por el camino de la vida.

No a todos nos tienen que gustar las mismas cosas ni estar de acuerdo con cada planteamiento que se hace a nivel mundial. Estamos en nuestro derecho de opinar y decir lo que pensamos, pero con respeto, basados en hechos y dentro del margen de la ley, de lo contrario estamos sujetos a que el peso de la ley recaiga sobre nosotros.

Claudia Palacio
ICCRC R 416911
*Claudia Palacio es Consultora de Inmigración Certificada y colaboradora de este semanario. Pueden dirigir sus preguntas a [email protected]

 

Inmigración a Canadá

Claudia Palacio

Claudia Palacio es una asesora certificada de inmigración canadiense, que se encargará de informarnos sobre las últimas leyes y resolver tus dudas sobre inmigración a Canadá. Puedes contactarte con la asesora a través del correo [email protected]

Publicaciones recientes
Empleo en Calgary
Find a Job
Newsletter
Recibe Noticias de la Comunidad Hispana a tu correo electrónico
Quiero recibir: Resumen semanal Promociones para anunciantes
Hispano City Calgary is part of the Hispano City™ Network.
Otras Webs en Hispano City CONTACT ADVERTISE
© Copyright 2018 Hispano City™. All rights reserved.