X
¿Qué estás buscando?

Inmigrar a Canadá, una cuestión de decisión

Si se quie­re ob­te­ner la re­si­den­cia per­ma­nen­te, cual­quie­ra pue­de pre­sen­tar una so­li­ci­tud
Calgary · Publicado el: 31 enero, 2020

In­mi­grar a Ca­na­dá es una cues­tión de de­ci­sión, de he­cho es una po­si­bi­li­dad para cual­quier per­so­na, pero ha­cer­lo reali­dad de­pen­de en la gran ma­yo­ría de los ca­sos de tra­zar una es­tra­te­gia de jue­go y ju­gar el jue­go com­ple­to.  Para al­can­zar esta meta no se pue­de de­jar las co­sas a la mi­tad y es­pe­rar que má­gi­ca­men­te las co­sas se den.

En este mo­men­to en Ca­na­dá te­ne­mos los pro­gra­mas Fe­de­ral y Pro­vin­cia­les, am­bos di­vi­di­dos en va­rias ca­te­go­rías.  El más co­no­ci­do es el pro­gra­ma Fe­de­ral de Tra­ba­ja­do­res Ca­li­fi­ca­dos, pro­ba­ble­men­te por­que es uno de los muy po­cos que no re­quie­ren que el so­li­ci­tan­te ten­ga una ofer­ta de tra­ba­jo en Ca­na­dá o que ya esté tra­ba­jan­do en el país.  Sin em­bar­go no es ne­ce­sa­ria­men­te el úni­co, ni el más sen­ci­llo de los pro­gra­mas para ob­te­ner la re­si­den­cia per­ma­nen­te en Ca­na­dá.

En los úl­ti­mos años uno de los pro­gra­mas más po­pu­la­res es el de Ex­pe­rien­cia Ca­na­dien­se; para ca­li­fi­car bajo este pro­gra­ma, el so­li­ci­tan­te debe ha­ber tra­ba­ja­do en Ca­na­dá por lo me­nos 1 año en un tra­ba­jo ca­li­fi­ca­do.  Pero ¿cómo lle­gar a Ca­na­dá? Y ¿cómo ob­te­ner el per­mi­so de tra­ba­jo?

Para ob­te­ner un per­mi­so de tra­ba­jo hay dos op­cio­nes: con­se­guir una ofer­ta de tra­ba­jo an­tes de lle­gar a Ca­na­dá y ha­cer la so­li­ci­tud del per­mi­so de tra­ba­jo es­pe­cí­fi­co para un em­plea­dor o te­ner de­re­cho a un per­mi­so de tra­ba­jo abier­to.  Al­gu­nos de los ti­pos de per­mi­sos de tra­ba­jo abier­tos que es­tán dis­po­ni­bles son los que se otor­gan a per­so­nas que se han gra­dua­do en Ca­na­dá de es­tu­dios post se­cun­da­rios, a cón­yu­ges o pa­re­jas de es­tu­dian­tes in­ter­na­cio­na­les que es­tén es­tu­dian­do un pro­gra­ma que con­fie­ra tí­tu­lo y a na­cio­na­les de cier­tos paí­ses del mun­do que tie­nen con­ve­nios con Ca­na­dá para fa­ci­li­tar la mo­vi­li­dad de jó­ve­nes.

Ve­nir a Ca­na­dá a es­tu­diar es tal vez la for­ma más sen­ci­lla para co­no­cer el país, ha­cer con­tac­tos en el me­dio la­bo­ral e ini­ciar la ca­de­na de even­tos que con­lle­va­rá a una re­si­den­cia per­ma­nen­te; pero no siem­pre es po­si­ble de­bi­do a los cos­tos de los es­tu­dios para es­tu­dian­tes in­ter­na­cio­na­les.

Con­se­guir una ofer­ta de tra­ba­jo en Ca­na­dá mien­tras se está fue­ra del país no es sen­ci­llo -es­pe­cial­men­te si no se tie­nen ami­gos o fa­mi­lia­res en Ca­na­dá que pue­dan ayu­dar con re­co­men­da­cio­nes o re­fe­ri­dos- pero no es im­po­si­ble. Las prin­ci­pa­les ba­rre­ras que se pre­sen­tan para al­can­zar cual­quie­ra de los dos pri­me­ros pa­sos – per­mi­so de es­tu­dio o per­mi­so de tra­ba­jo- son nor­mal­men­te di­ne­ro para es­tu­diar o la ofer­ta de em­pleo.

Cuan­do se tra­ta de di­ne­ro para es­tu­diar, op­tar por un prés­ta­mo de es­tu­dios en el país de ori­gen es una op­ción, con­tar con el res­pal­do fi­nan­cie­ro de los pa­dres es otra, aho­rrar es una op­ción más. En otros ca­sos es­tán tam­bién las be­cas.


Lee también: Cuánto tiempo y hasta cuándo hay que trabajar para alcanzar la residencia permanente en Canadá


Cuan­do se tra­ta de la ofer­ta de tra­ba­jo la úni­ca op­ción es con­se­guir­la y para ello hay va­rias es­tra­te­gias que se pue­den usar.  Una es la apli­ca­ción a em­pleo a tra­vés de las pá­gi­nas de in­ter­net. Job­bank.gc.ca es la pá­gi­na del go­bierno de Ca­na­dá don­de las com­pa­ñías que es­tán bus­can­do tra­ba­ja­do­res ex­tran­je­ros es­tán obli­ga­das a po­ner las po­si­cio­nes que tie­nen dis­po­ni­bles.  Wor­ko­po­lis y Mons­ter son pro­ba­ble­men­te las pá­gi­nas más gran­des en el área de re­clu­ta­mien­to de per­so­nal, pero en Goo­gle se en­cuen­tran mu­chí­si­mas otras.

El con­tac­to di­rec­to con las com­pa­ñías es tam­bién una op­ción para quien tie­ne la pa­cien­cia y el tiem­po para bus­car las em­pre­sas en su ramo de ex­pe­rien­cia.  No es ne­ce­sa­rio es­pe­rar a que la em­pre­sa ten­ga dis­po­ni­ble una po­si­ción, es po­si­ble en­viar el cu­rrícu­lo y sim­ple­men­te de­cir­le a la em­pre­sa que lo con­si­de­ren cuan­do ten­gan la va­can­te.  Y nor­mal­men­te la for­ma más efec­ti­va en Ca­na­dá, y en cual­quier par­te del mun­do, es la de una re­co­men­da­ción o “pa­lan­ca” como le co­no­ce­mos.

Sa­bien­do que los cam­bios a las le­yes de in­mi­gra­ción de Ca­na­dá pue­den ser in­clu­so sor­pre­si­vos, pro­gra­mas que se can­ce­lan de la no­che a la ma­ña­na, o po­lí­ti­cas que va­rían sin pre­vio avi­so, la for­ma, con más po­si­bi­li­da­des de éxi­to,  de pla­near la in­mi­gra­ción a Ca­na­dá es man­te­nién­do­se in­for­ma­do de los mo­vi­mien­tos eco­nó­mi­cos y po­lí­ti­cos del país.  Si nos ba­sa­mos en es­tos dos fac­to­res po­dría­mos con­cluir que las per­so­nas con ex­pe­rien­cia en el área de cons­truc­ción (téc­ni­cos, tec­nó­lo­gos e in­ge­nie­ros) y en al área de la sa­lud (mé­di­cos, en­fer­me­ras y te­ra­pis­tas es­pe­cia­li­za­dos)  van a con­ti­nuar sien­do los pro­fe­sio­na­les más so­li­ci­ta­dos por Ca­na­dá por lo me­nos du­ran­te la pró­xi­ma dé­ca­da.

Tra­zar una es­tra­te­gia para in­mi­grar a Ca­na­dá pue­de con­sis­tir en so­la­men­te bus­car em­pleo, o pue­de ser tan com­ple­ja como em­pe­zar por el es­tu­dio de uno o los dos idio­mas ofi­cia­les ca­na­dien­ses, cam­biar de tra­ba­jo y es­pe­cia­li­zar­se en una de las áreas de alta de­man­da en Ca­na­dá y ha­cer­se miem­bro de una aso­cia­ción, or­ga­ni­za­ción o gru­po con pre­sen­cia en Ca­na­dá que se pue­da con­ver­tir en el pun­to de par­ti­da para ha­cer con­tac­tos den­tro de la in­dus­tria ele­gi­da.

Las es­tra­te­gias se tra­zan y si se si­guen todo es po­si­ble.  Hay que ha­cer pro­ba­ble­men­te sa­cri­fi­cios en va­rios as­pec­tos para al­can­zar la meta, pero si la re­si­den­cia es el ob­je­ti­vo fi­nal y se tie­ne la de­ter­mi­na­ción de ha­cer­lo, el cos­to, en­ton­ces, no es tan alto, o la di­fi­cul­tad no mu­cha. La es­tra­te­gia de­pen­de de las con­di­cio­nes de cada uno, no hay una ge­ne­ral que pue­da ser tra­za­da y se­gui­da.

Si tie­nes pre­gun­tas so­bre qué es­tra­te­gia de­bes lle­var a cabo para in­mi­grar a Ca­na­dá, con­tác­ta­nos, ana­li­za­re­mos tu per­fil y te ayu­da­re­mos en todo el pro­ce­so de in­mi­grar a Ca­na­dá, haz cli­ck aquí.

(Foto: ElasticComputeFarm/Yvette W & Clker-Free-Vector-Images/Kylie Anderson)

Inmigración a Canadá

Claudia Palacio

Claudia Palacio es una asesora certificada de inmigración canadiense, que se encargará de informarnos sobre las últimas leyes y resolver tus dudas sobre inmigración a Canadá. Puedes contactarte con la asesora a través del correo [email protected]

Más en Inmigración a Canadá

Publicaciones recientes
Newsletter
Recibe Noticias de la Comunidad Hispana a tu correo electrónico [mc4wp_form id="649"]
Hispano City Calgary is part of the Hispano City™ Network.
Otras Webs en Hispano City CONTACT ADVERTISE
© Copyright 2019 Hispano City™. All rights reserved. Terms of Use. We respect your Privacy